AUTOMATIZACIÓN DE TAREAS LEGALES RUTINARIAS: CÓMO LA IA ESTÁ LIBERANDO TIEMPO PARA LOS ABOGADOS

Si bien el tiempo es esencial para los abogados, a menudo se ven atrapados en tareas monótonas y que consumen mucho tiempo. Este tiempo, si se ahorra, se puede dedicar a actividades valiosas como la planificación de casos o la consulta con el cliente.

Últimamente, la llegada de la Inteligencia Artificial (IA) ha arrasado en el mundo. La industria legal no es ajena a esta revolución de la IA en curso. Las herramientas de inteligencia artificial se pueden utilizar para automatizar tareas rutinarias y optimizar los flujos de trabajo, lo que puede mejorar la rentabilidad y la productividad. Los abogados pueden centrarse mejor en los clientes cuando dedican menos tiempo a tareas monótonas y que consumen mucho tiempo.

¿Qué es la inteligencia artificial (IA) y cómo la utilizan los abogados?

La IA se refiere a software y sistemas informáticos que han sido capacitados para realizar tareas específicas y mejorar con el tiempo a través de la retroalimentación. La IA puede aprender rápidamente y procesar grandes volúmenes de datos para completar tareas que requieren un uso intensivo de datos en un corto período de tiempo. Además, la IA puede reconocer patrones en un conjunto de datos mucho mejor y más rápido que los humanos. Esto ayuda a la IA a analizar información detectando inconsistencias y errores.

En la era digital actual, los datos han sido ungidos como el nuevo oro. Esto es igualmente relevante para la profesión jurídica, donde se necesita una gran cantidad de tiempo para examinar y analizar jurisprudencia, estatutos y comentarios voluminosos para formarse una opinión y aplicarlos a los hechos en cuestión. A medida que el corpus de textos y materiales legales sigue acumulándose, la IA puede potencialmente intervenir para permitir que los abogados se mantengan al día. Algunos usos potenciales de la IA en la industria legal son los siguientes:

  1. Revisión de Documentos
  2. Investigación Jurídica en Jurisprudencia y Estatutos
  3. Análisis de Documentos Legales como Acuerdos y Estatutos
  4. Anonimización y Seudonimización de Información Confidencial
  5. Corrección de errores gramaticales y de otro tipo
  6. Organización de Documentos

El creciente papel de la IA en la industria jurídica

En el corto período en que la IA se generalizó, se convirtió en una parte integral de la industria legal. La IA se ha utilizado para diversos flujos de trabajo, desde investigación jurídica hasta análisis de contratos. Una cosa está clara: las herramientas de inteligencia artificial pueden ayudar a los abogados a centrarse en lo que mejor saben hacer: ejercer la abogacía.

  1. Revisión y análisis de documentos

La revisión de documentos es una de las tareas más importantes para los abogados, pero también requiere mucho tiempo. Las herramientas de descubrimiento electrónico como Relativity permiten a los abogados procesar, revisar y etiquetar una gran cantidad de documentos electrónicos. También tienen la capacidad de identificar documentos relevantes y extraer información crítica. Este proceso general no sólo aumenta la eficiencia y la precisión, sino que también reduce la probabilidad de error. Las herramientas de inteligencia artificial que pueden ayudar a etiquetar documentos de manera eficiente, categorizar las pruebas según su relevancia y resumir documentos pueden permitir a los abogados concentrarse en interpretar las leyes y elaborar estrategias en lugar de clasificar el papeleo.

2. Investigación legal

Si bien la IA aún no es capaz de realizar investigaciones jurídicas precisas, las plataformas impulsadas por ella han simplificado sustancialmente el proceso. Por ejemplo, los abogados pueden escanear y buscar en grandes bases de datos de diversos estatutos, jurisprudencia, etc. y ordenarlas según parámetros como jurisdicción, área de práctica, etc. Herramientas como Fastcase y Casetext son ejemplos que pueden integrarse en flujos de trabajo existentes para permitir una gestión más rápida. Investigación legal.

3. Debida diligencia

La realización de la debida diligencia requiere que los abogados revisen grandes cantidades de documentos. Se puede aprovechar la IA para revisar dichos documentos a un ritmo exponencialmente más rápido. También pueden detectar inconsistencias en varios documentos. Si bien es posible que un abogado aún necesite realizar una doble verificación para garantizar la precisión, el tiempo requerido en tales tareas se puede reducir significativamente. Herramientas de inteligencia artificial como Luminance ya se están utilizando para la debida diligencia en transacciones de fusiones y adquisiciones.

4. Análisis de litigios

A menudo los abogados necesitan cuantificar los litigios o juzgar su viabilidad. Esto requirió un análisis extenso de los precedentes para identificar tendencias. Las herramientas de inteligencia artificial pueden ayudar a realizar estas revisiones más rápido. Lexis Nexis ha lanzado una plataforma de análisis legal, Lex Machina, que extrae grandes cantidades de datos legales para generar conocimientos y análisis que pueden utilizarse para esta tarea.

5. Gestión de datos legales mediante enmascaramiento de datos

A medida que los datos se vuelven centrales para la mayoría de las industrias, el riesgo de piratería de datos ha puesto de relieve la privacidad de los datos. En tales casos, la función de enmascaramiento de datos ayuda a los despachos de abogados a enmascarar la información confidencial de sus clientes en los documentos. Esto no sólo es relevante para el cumplimiento del RGPD, sino que también ayuda a generar confianza con los clientes. Nymiz es una de esas empresas que ofrece una solución de enmascaramiento de datos impulsada por IA. Esto garantiza que los abogados puedan manejar información confidencial sin riesgo de violación o uso no autorizado.

Beneficios de utilizar herramientas de IA para tareas rutinarias

  1. Ahorro de tiempo

Ésta es obvia. Si los abogados pueden automatizar tareas como la revisión de documentos, la gestión de datos y la investigación jurídica, que son las que consumen más tiempo con IA, ahorrarán mucho tiempo. Luego se puede invertir tiempo en actividades centradas en el cliente.

2. Precisión mejorada

Las herramientas de inteligencia artificial están programadas para examinar grandes conjuntos de datos y garantizar la precisión. Dado que no se agotan a diferencia de los humanos, hay un error mínimo y un resultado consistente. La precisión de las herramientas de inteligencia artificial ayuda a identificar incluso la más pequeña inconsistencia, lo que garantiza que todos los documentos se revisen y examinen minuciosamente para determinar el cumplimiento normativo.

3. Eficiencia de costo

Otro beneficio obvio de las herramientas de inteligencia artificial es el ahorro de costos. Dado que los abogados y los despachos de abogados dedicarán mucho menos tiempo a tareas manuales, necesitarán menos personal, lo que se traducirá en una reducción de los costes operativos, lo que resulta beneficioso para las pequeñas y medianas empresas. Las herramientas de inteligencia artificial pueden ayudar a dichas firmas o abogados a escalar proporcionalmente sin aumentar los costos de personal, lo que proporciona una ventaja competitiva.

4. Experiencia centrada en el cliente

Dada la eficiencia en términos de costos y tiempo que implica automatizar las tareas legales rutinarias, los abogados pueden concentrarse en brindar la mejor experiencia al cliente. Esto mejorará la interacción con el cliente, ya que puede garantizar plazos de entrega más rápidos y una mayor atención a los detalles. A largo plazo, un mejor servicio conducirá a la retención de clientes a largo plazo.

Pensamientos finales

Si bien la IA aún no está lo suficientemente avanzada como para proporcionar información legal infalible, ha demostrado tener potencial en el avance de la industria legal. Sólo se espera que mejore y escale con el paso de los años. Los abogados del futuro podrán hacer más en menos tiempo y, en cambio, centrarse en una mejor experiencia del cliente.

more insights